Periodismo, Ideal y contar la Guerra Civil: La mirada que está recordando

8 de septiembre de 2016

Este pasado mes de julio hacía mucho calor y, sin embargo, una portada del periódico IDEAL congelaba un trozo de historia. Es lo que tiene el Periodismo, que es capaz de adelantarse a la realidad, reflejarla o recogerla más de medio siglo después para convertirla en algo actual, presente, eterno. 


Lo consiguieron Cristina González y Fermín Rodríguez al recoger los testimonios de unos niños que vivieron la Guerra Civil en Granada. En su conjunto, el reportaje es estremecedor. Es directo. Nos traslada a la Granada de 1936 para contarnos desde la más absoluta cercanía lo que sucedió. Y lo hace con textos y fotos que se adentran en la memoria ya ajada de los que entonces fueron niños.

La fotografía de una de las personas entrevistadas, merecedora de la portada del día, es estremecedora. La anciana que se convierte en niña con el simple gesto de su mano en la frente, mirando hacia el futuro desde el pasado. Mirando para recordar y también para compartir. En pleno esfuerzo, con una mirada que está recordando. 




Los textos recogen lo que recuerdan los protagonistas. Son frases sencillas en extremo, pero apabullantes.  A mí, me estremecieron:

-El "Horror", le llaman: «Recuerdo aquel día con miedo. No me dejaron salir de casa a la plaza Nueva. Ni mi madre ni mis abuelos. Era consciente de lo que pasaba, ¿o es que los tiros y todo lo que había no se notaba?».


"Sólo había hambre y piojos" 
Serafina Ceballos, de 91 años. Tenía once cuando comenzaron unos interminables meses que describe en pocas palabras: «Fue lo peor que hay en el mundo. El que estaba allí tiraba para acá (hace el gesto de las metralletas). Gente haciendo trincheras. No había estudios, no había nada... No se sembraba en el campo. Sólo había hambre y piojos»




-Los fusilamientos:
Fernando, un chiquillo que incluso llegó a ver «cómo llegaban camiones de presos a plaza Nueva. Los metían por la puerta principal, salían luego otra vez al camión y los llevaban a la Cuesta de Gomérez para fusilarlos. Eso lo vi dos veces y cuando lo dije en casa ya no me dejaron salir más». Aún así, desde su hogar, depende de cómo soplara el viento, «se oía muchas veces la metralleta». «Aquello fue un horror», acierta a decir.



Lee el texto completo: ‘El rastro de la guerra en los ojos de un niño’, en este link.

Una historia de periodistas: 18 de julio y Chaves Nogales en la maleta

18 de julio de 2016



Pocos placeres se asemejan al de viajar y conocer otra ciudad, sus gentes, su comida y sus acentos. Las vísperas del viaje, por mínimo que sea, son como rayos de sol cuando ha hecho mucho frío. Y si eres viajero, aprietas al máximo tus ritos, que se condensan en el momento de hacer la maleta, la bolsa, la mochila. La compañera que te acompaña siempre. 

Un momento culminante, al menos para mí, es reagrupar mi equipo de periodista de combate. Ha ido mutando con los años, con las tecnologías. Pero siempre se compone de un portátil, una cámara y un cuaderno con sus bolis de colores. Y ahora, a combinar y a verlos mutar. Este momento cobra toda su fuerza cuando tengo que parar y dedicar un buen tiempo para, aunque puedo llevar pensándolo al menos desde las últimas semanas, elegir el libro que me va a acompañar en la escapada.

Menudo papelón. Un solo libro y que sirva para cualquier momento en una tierra en principio extraña. Las cábalas suelen ser infinitas Y no será la primera ni la última vez que tal o cual escritor entra y sale de mi maleta en menos de cinco minutos en sustitución de otro colega que, al final, ha resultado más adecuado por la propia condición del viaje, del corazón o del alma.

Pero, esta vez, la decisión ha sido rápida. Al principio, estaba confuso, despistado. Demasiado calor este verano en Big Sur. Empecé a dudar y a girar sobre mí mismo con un dedo entre los labios, mascullando algo ante un micrófono apagado. Pero fue entonces, un destello, cuando apareció el trabajo que Luis Felipe Torrente y Daniel Suberviola publicaron hace ya un par de años sobre el periodista Manuel Chaves Nogales: El hombre que estaba allí. 


El hombre que estaba allí. Trailer español. from La Claqueta PC on Vimeo.


Entonces, empezó el viaje. A mi destino y a la novela. Cuánto frescor en un tiempo de zozobra. Cuántas ideas claras en un planeta de dudas sombrías. Cuántas toneladas de ética y de sentido común, de oficio de periodista frente a plumas y bocas tiznadas, parcas. 

El trabajo periodístico de Manuel Chaves Nogales y los artículos e investigaciones publicados sobre él son lecciones de vida y de compromiso de una persona que vivió una época convulsa, que vivió la Guerra Civil, la Rusia comunista, los bombardeos de Londres durante la II Guerra Mundial. Infinidad de conflictos y dramas y siempre desde el sitio adecuado. Lo que viene siendo un periodista de verdad.

Pero no solo es Manuel Chaves Nogales el hombre que estaba allí. Hoy, 18 de julio, donde es noticia lo importante, como el artículo de Jon Lee Anderson en el que pide que se dinamite el Valle de los Caídos; y también es noticia que una concejala de Granada tenga una suerte de lapsus linguae y acabe exaltando el "glorioso alzamiento nacional" de Franco, es más adecuado que nunca rescatar la figura de Manuel Chaves Nogales. Porque Manuel Chaves Nogales es el hombre que supo siempre contar lo que vio allí. Y lo hizo bien.

Manuel Chaves Nogales nos aporta como legado de vida y trabajo el oficio de periodista como siempre tiene que ser, donde la visión, la mirada del periodista nunca es neutral pero siempre es independiente. Nótese todas las consecuencias que tiene que ver esta ecuación para dinamitar la equidistancia del periodista como quintaesencia del mal que fulmina la redacción, entendida en su definición clásica como "resumen y valoración".

Manuel Chaves Nogales fue un periodista justo que supo entender y traducir la sociedad en que vivió. Es la persona que vive y siente el Periodismo en sus venas, en cada cigarro que apura hasta las yemas de los dedos, el tipo de la gabardina que también se apoya en una pared para sacar una fotografía. Es también el drama de no poder contar el final porque la muerte le atrapó antes de tiempo, sin poder conocer que los Aliados al fin desembarcaron en Normandía y que así expulsarían al fascismo de Europa. 

Hoy también es 18 de julio, y al igual que Manuel Chaves Nogales, hay que seguir contándolo. Y luchando.

MÁS INFORMACIÓN
-Chaves Nogales a sangre y fuego, en la Cadena SER
-Los viejos reporteros nunca mueren, en El País
-Una gran recopilación de artículos: biografía selecta

-El hombre que estaba allí: material y vídeos



Fotoperiodismo: Cuando una fotografía cuenta la noticia

26 de abril de 2016


¿Qué es el fotoperiodismo?
¿Alguien lo ha definido?
¿Alguien se atreve a definirlo?
Wikipedia, en este enlace, publica que "El periodismo fotográfico, periodismo gráfico, fotoperiodismo o reportaje gráfico es un género del periodismo que tiene que ver directamente con la fotografía, el diseño gráfico y el vídeo. Los periodistas que se dedican a este género son conocidos por lo general como reporteros gráficos o fotoperiodistas y en su mayoría son fotógrafos versados en el arte. El desarrollo del periodismo gráfico puede rastrearse desde los mismos inicios del desarrollo de la fotografía y tiene una notable relación con la fotografía artística. El periódico utilizó la fotografía por primera vez en 1880, en el Daily Graphic de Nueva York y desde entonces el periodismo ha integrado la imagen como medio objetivo y representativo de un hecho".

Propongo algo menos académico, más pegado a la calle y al corazón: Fotoperiodismo es Molero -José María González Molero- esta mañana en los kioskos de Granada, en esa portada del diario IDEAL en la que a cinco columnas cinco y a todo color ha logrado plasmar con un click lo que está pasando en e Ayuntamiento de Granada.

Fijaros bien.  Sentados, en la terracilla del bar que hace esquina en la Plaza del Carmen con la calle Navas, ediles del PSOE, Vamos Granada (Marca de Podemos, digamos) e Izquierda Unida. En el foco el edil socialista Baldo Oliver, un sesudo profe de la Universidad de Granada, echa hacia atrás la cabeza en una carcajada, a su izquierda el gran policía Luis de Haro Rossi, socialista zapaterista que ha sido elegido concejal por Vamos Granada. Paco Puentedura, de IU, justo frente por frente y junto a la también socialista Jemi Sánchez, que sonríe dulcemente. 

Hasta aquí, un retrato cuasicostumbrista, hasta que, al fondo, por la esquina superior izquierda de la fotografía, en perfecta formación, aparecen siete de los once ediles del Partido Popular, entre ellos, el alcalde en funciones, Juan García Montero; y la candidata a alcaldesa, Rocío Díaz. Son todos los elegidos el año pasado (falta en el grupo compacto Telesfora Ruiz, aunque me parece que se le adivina al fondo de la imagen, de verde), y los tres nuevos ediles, que sustituyen a los dimisionarios Torres Hurtado (alcalde), Isabel Nieto (edil de Urbanismo) y Sebastián Pérez (edil de Presidencia y presidente del PP de Granada).

La imagen, en su conjunto, es una ópera, es un universo completo, es acción y es información. Es el momento de unos que van y otros que viene, de unos que se separan y otros que se juntan, es una imagen que plasma la situación política y es una fotografía que es la quintaesencia del Periodismo. Es captar el momento y llevarlo a la Redacción y que nadie dude que es la foto del día. Probablemente, la foto para todo un año. Y, si acaso queremos insistir, esta vez sí, una fotografía que plasma la historia.


¿Qué es el fotoperiodismo?
Fotoperiodismo es cuando una fotografía cuenta la noticia.

Una crónica desde 1979 sobre los casos de corrupción en el Ayuntamiento de Granada

17 de abril de 2016


Esta es la pequeña historia de una gran historia. De cómo buceamos Amanda y yo en la Hemeroteca y de la idea de Félix y Quico para ofrecer una crónica larga, desde 1979, de los casos judiciales, corruptelas y polémicas en el Ayuntamiento de Granada. De paso, encontré estas fotos de Molero que me resultaron fantásticas.
(Luego escribo)









Sigue el tablero Youtubers #poruntubo de Trendy en Pinterest.

25 años trabajando en el diario Ideal de Granada

14 de febrero de 2016






Hoy, 14 de febrero de 2016, se cumplen 25 años desde aquel día en que Fernández-Miranda, entonces gerente del diario Ideal, me llamó a su despacho para firmar mi primer contrato como redactor. 

Se me ha pasado la vida en esa Redacción, y ha estado bien. Está bien.

Siempre me pregunté a lo largo de los años dónde estaría el día en que se cumplieran mis Bodas de Plata con Ideal. Y resulta que es hoy, un día de lluvia, viento, truenos y lluvia. También me preguntaba qué me rondaría la cabeza y en que líos estaría metido a punto de meterme. Qué bien me conozco.

Este es un primer post de mis 25 años en Ideal. Iré alimentando poco a poco esta serie. Hoy solo me apetece daros las gracias a todos, a los amigos nuevos, a los viejos, a los compañeros en la Redacción y a los compañeros de viaje. A todos los que me enseñaron y a todos de los que aprendí. 

A esa Redacción llegué con Jose y Carlos. Y eso es para siempre. No puedo dejar de recordar que en esa Redacción conocí la noticia de que me había Licenciado en Periodismo a través de una llamada de Cris Chueca y que de esa Redacción salí a despedirme de mi padre. También en en esa Redacción me enamoré y también algún día me despediré. 

Pero ese día no será hoy. Queda lo mejor de la vida desde la madurez, la experiencia, la ilusión por ganar la portada a diario y buscar la historia siempre y cuando pueda haber mirado antes siquiera de escribir una línea en los ojos de los protagonistas. Tampoco hay que olvidar nunca siquiera una perspectiva o un enfoque de alguna noticia. Y recordar que en el viejo oficio de ser periodista todo puede reducirse a la frase del maestro Enrique Meneses: "Ser débil con los débiles pero fuerte con los fuertes".

Señoras y señores, esto tan solo acaba de comenzar.

Y gracias.

Talking About Twitter 2015: La cobertura previa en el periódico

31 de enero de 2016







Las páginas que tienes delante las publicamos en el diario Ideal de Granada como cobertura previa, promoción y difusión de Talking About Twitter, el evento oficial de Twitter en Europa que se celebra anualmente en Granada, esta tercera edición en junio de 2015. 

Es un trabajo realizado por los periodistas José Santos y Javier F. Barrera. Son cuatro dobles páginas en las que se busca informar sobre el evento y promocionarlo. 

En la primera entrega se destaca la potencia e interés de los invitados. El diseño se basa en su cantidad, que son 25; en su calidad, ya que se explica el trabajo que realizan; y su imagen, al publicar una foto de cada uno de ellos. 

La segunda doble página busca destacar la importancia y capacidad de prescripción de los invitados. Se combina en el diseño sus mejores tuits y se recogen en una ilustración en la que cuelgan de la parte superior de la página. 

En todas las páginas, los subtítulos informativos están redactados con fuerza para acompañar al titular, que siempre se escribe con la idea de destacar algún aspecto fundamental del evento, sea como en el primer ejemplo la importancia y el conjunto de invitados -‘TAT Granada en 25 razones’-; o como en este segundo ejemplo, que bajo el titular ‘Mensajes con mucho carácter’ se hace el juego de palabras de la peculiaridad de Twitter de limitar el espacio comunicativo con la personalidad de los tuiteros y su capacidad para influenciar, informar y recomendar. 

El tercer ejemplo es una doble página que nace de la idea recogida en la Bio en Twitter de la periodista @Delia2d que decía: "Definirme en una línea, ni de coña. Soy buena pero no tanto". El reportaje recoge así tanto gráficamente como en texto las autobiografías de los participantes. El diseño, ordenado y llamativo, confiere al reportaje una capacidad de sorpresa contundente y permite una lectura ágil del texto para conocer a los invitados al evento.

El cuarto ejemplo trata de explicar a los lectores del periódico la propia red social que es Twitter. Dado que el logo es un pajarito azul, el titular buscó el efecto con una frase directa: "Twitter de un plumazo", donde recomendó además una serie de manuales para conocer los entresijos de esta herramienta de la web 2.0. El diseño aprovechó la recomendación de estos cuatro manuales para presentarlos con unas flechas de plumas de colores que logran que la página produzca un atractivo innegable.

Esta cobertura previa para promocionar Talking About Twitter ha sido presentada a los V Premios La Buena Prensa en la categoría ‘Mejor cobertura hecho previsto’

El BarrioLab. El ejemplo de Granada y el Realejo: La Universidad y el Barrio

28 de diciembre de 2015



La llegada de la Escuela de Arquitectura al Campo del Príncipe en el barrio del Realejo de Granada ha abierto múltiples posibilidades para establecer nuevas relaciones y prácticas para mejorar, integrar y divertirse.

Este es uno de los reportajes que ya hemos publicado: ‘Otra clase de Universidad en el barrio’.

Este es un post que explica el proceso de integración Universidad, estudiantes, comerciantes, vecinos, barrio

Y este otro es un reportaje sobre las soluciones que propusieron para el barrio del Realejo un grupo de universitarios italianos: ‘El Realejo al Parmesano’



Esta será una de las líneas de investigación del nuevo proyecto que lanzaré en 2016. Se llama El BarrioLab: Innovación Social para experimentar en los barrios, la unidad de medida de tu vida.



El BarrioLab -en Twitter @elbarriolab- es el germen de un proyecto de Innovación Social para mejorar los barrios de Granada y aprender a contarlo. Ser bienvenidos y se aceptan ideas y voluntarios. (Ampliaremos INFO).

Esta es su cuenta en Twitter
@elbarriolab y este es el blog

Ampliaremos info


UA-2404442-2